jueves, 17 de abril de 2008

LA BLANCA Y VERDE

(Artículo publicado en La Opinión de Málaga, en la sección cartas al Director el 22/04/08)

No seré yo el que se desgarre las vestiduras por una bandera, pero hay hechos que no dejan de ser curiosos.

En el castillo de Fuengirola, que es de titularidad municipal, sólo ondea la bandera estatal, discriminándose vilmente tanto la enseña andaluza como la municipal (de la que es parte el propio castillo). ¿Cuál es el fin de este acto soberanista?, ¿porqué se quire seguir ultrajando los derechos del pueblo andaluz?, acaso no pueden ondear ambas banderas en un conjunto histórico que pertenece al pueblo y no a los intereses de ningún partido, ni de ningún mandatario.

Además curiosamente en Fuengirola la alcaldía la ostenta la misma persona que es portavoz del partido mayoritario de la oposición en el parlamento andaluz, partido que votó el artículo 1º del estatuto de andalucía en el que se indica que la bandera y símbolos de Andalucía se protegerán del mismo modo que el resto de símbolos del estado.

¿Ésta es la política que defiende el PP para Andalucía?, la anulación como pueblo, la eliminación de símbolos identificativos, la falta de respeto a la elección y sentir de la mayoría del pueblo que luchó por que su bandera pudiera ondear libremente en los edificios públicos, y bajo la escusa de que no es un edificio oficial, la alcaldesa ha suprimido del Castillo de Fuengirola las banderas andaluza y municipal, castillo, que fué andaluz antes que español; oprimiendo la voluntad como pueblo y eliminando la memoria colectiva como andaluces, de una bandera bimilenaria reconocida en 1918 en la asamblea de Ronda, junto a su escudo, promovido por el padre de la patria andaluza. Estos actos de ignorancia y falta de respeto hacia el pueblo que representa, son los que hacen salir de la normalidad la convivencia ciudadana de la que tenemos clara evidencia en otros lugares.

La significación y relevancia de algo que en si mismo es absurdo como el simple gesto de que ondeen las banderas andaluza y fuengiroleña en el lugar que les corresponde es en sí mismo una provocación para el pueblo, teniendo en este caso especial significado puesto que la persona que así lo decidió es una representante en el parlamento andaluz y ha debido prometer lealtad a los símbolos que representan Andalucía, pueblo para el que en teoría está trabajando y ha sido elegida electoralmente para tal fin, por tanto en este caso es una flagrante contradicción puesto que no se puede estar representando los intereses de Andalucía y a la vez pisotear sus emblemas e ignorarlos como inexistentes. Es por ello que si no está dispuesta a defender los intereses de Andalucía, no debería seguir ocupando su puesto en el parlamento, ni seguir cobrando de los impuestos de todos los andaluces, que siendo de una ideología u otra todos se identifican con su bandera.

Es así que desde mi más humilde posición le pido una pronta restauracíon de la Blanca y Verde en el castillo de Fuengirola.

2 comentarios:

Ascensión dijo...

OLE, OLE, y OLE!!! Como diría un buen andaluz. Son estos tipos de relatos reivindicativos son los que despiertan aún más lo que significa en esencia ser andaluz. De vez en cuando hace falta este tipo de "guatazo" para recordarnos que, hace mucho tiempo, tenemos los derechos que tenemos, "tierra y libertad",y por consiguiente deben estar demostrados,considerados y reconocidos en este tipo de construcciones u otros eventos, actos y edificios oficiales. "Sea por andalucía libre"
También comentarle que, por ello, y por lo defendido, no puedo estar más de acuerdo con su propuesta sobre el puesto de nuestra señora alcaldesa en lo que se refiere a nuestro pueblo y sobre todo en el parlamento.
Mi más sincera felicitación por una publicación tan blanca y verde. De una andaluza a un andaluz, España y la humanidad.

javier dijo...

Estoy de acuerdo en lo referente a la diputación, ya que es un lugar en el que los antiguos cargos políticos se amparan para mantener los sueldos..
En cuanto a la deuda histórica ya se ha reconocido... vale.

Por que no hablas del PER???

Esa es la verdadera bicoca que tienen Andalucía y Extremadura. En cuanto se les elimine esta ayuda, pasaremos a ver quien será el signo político que gobernará Andalucía o Extremadura.

Por qué gana el PP en la capitales de provincia y no en las poblaciones que viven del campo???

Nada más que tienes que ver en el rango de autonomias quienes son las más pobres de España.

Bueno, como ves aqui te hago una serie de preguntas que son bastante interesantes...